Lo básico: todo sobre respaldos


Respaldos, respaldos, respaldos. Es común saber que es imperativo tener al menos uno, las empresas lo deben realizar de manera periódica y es la mejor forma de tener asegurada la información creada a lo largo de un periodo. Entonces, si es tan importante ¿por qué no existe una cultura más reforzada hacia dicha práctica?

“A mí no me va a pasar eso”, “Y siempre guardo todo”, “Ya lo tengo en la nube”, entre otras excusas, son el fundamento principal para no invertir tiempo en la protección de la información.

A pesar de tener una inmersión más general en el mundo de la informática, y que dependemos de miles de archivos, cuyo valor se distribuye entre lo emocional, lo esencial y lo vital, no existe una cultura de respaldo. ¿Qué pasará si en algún momento se pierde una memoria USB con fotos familiares invaluables? ¿Y si el celular cae en una alberca? ¿Si la computadora donde está el 90 por ciento de una tesis doctoral es robada? O bien, ¿una restauración total de un equipo?

Más de uno podremos identificarnos con alguna de estas situaciones, y desafortunadamente han debido suceder las fatales consecuencias para tomar acción y respaldar la información. Para aquellos que jamás hayan experimentado alguno de los anteriores – o similar – considérense afortunados, pues tienen la oportunidad de tomar acción sin sufrir como los demás.

En el pasado, la excusa de no crear respaldos era porque existían demasiadas trabas, hacían el proceso lento y tedioso y prácticamente eran una pérdida de tiempo. Hoy en día, existen diversas herramientas que permiten hacer respaldos con mayor rapidez y fiabilidad de la información.

Para los que acaban de perder su información, los que no quieren que les vuelva a suceder y los que previenen antes de lamentar, a continuación, se presenta una guía básica con lo más importante sobre dónde, cómo y cuándo respaldar.

Dónde

Tener una sola copia de la información NO es un respaldo. Tecnicamente sí lo es, pero si existe la probabilidad de perder la información de la fuente original, también se puede perder la copia, entonces, ¿qué mejor que tener un plan A, plan B y plan C?

Para tal fin, se deben considerar dos grandes opciones, los respaldos en físico y los respaldos en la nube. Para los primeros se puede considerar desde lo más sencillo como CDs, DVDs o Blu-Rays, pasando por memorias USB y discos duros hasta almacenamiento conectado en red (NAS por sus siglas en inglés). Dentro de las principales diferencias, destacan la capacidad, y la facilidad de transporte de cada uno.

En cuanto al segundo rubro, existen múltiples proveedores de almacenamiento en la nube, que van desde lo gratuito con un espacio limitado, hasta una extensión por un precio mensual. Entre los más importantes, destacan Dropbox, OneDrive, Google Drive y iCloud.

Cómo

Ya sean macOS o Windows, ambos desarrolladores de sistemas operativos reconocen la importancia de los respaldos, por lo que, en las actualizaciones más recientes, se pueden encontrar opciones propias de cada sistema que facilitan el resguardo y actualización de la información (Nield, 2017).

Para el primero, existe la opción de Time Machine, cuya única necesidad es un disco externo, pues, automáticamente se encarga de crear respaldos periódicos en él, actualizando todos aquellos documentos que hayan tenido modificaciones o hayan sido agregados. Para Windows, existe File History, que también requiere de un disco externo para después elegir la información que se necesite respaldar, así como la configuración de otros aspectos.

De igual modo, se puede tener almacenada la información en la nube y editar sobre los mismos archivos para así tener siempre actualizada la información.

Cuándo

En cuanto a la periodicidad, depende de la constancia de modificaciones y las necesidades de cada quien. Lo ideal sería que cada que exista una mínima alteración, se respalde. Sin embargo, puede ser poco práctico. Por lo que lo más conveniente sería programar la periodicidad de acuerdo con la cantidad de cambios y su importancia.

Finalmente, también se debe considerar el respaldo de información como del correo, drivers, buscadores web o hasta de redes sociales (Griffith, 2017). Cada uno tiene sus propias opciones que se adaptan a las necesidades del usuario como de la misma plataforma.

En paperless llevamos 22 años ayudando a profesionistas, pymes y empresas en el proceso de digitalización. Consulta nuestras soluciones de:

Digitalización

Almacenamiento

Destrucción

Referencias

Griffith, E. (31 de Marzo de 2017). The Beginner's Guide to PC Backup. Recuperado el Noviembre de 2017, de PCMag: https://www.pcmag.com/article2/0,2817,2363057,00.asp

Nield, D. (2 de Junio de 2017). How to back up and protect all your data. Recuperado el Noviembre de 2017, de Popular Science: https://www.popsci.com/back-up-and-protect-your-data?con=TrueAnthem&dom=tw&src=SOC&utm_campaign=&utm_content=5a0c173004d3016029445eb2&utm_medium=&utm_source=

Schofield, J. (28 de Agosto de 2014). What is the best way to back up data? Recuperado el Noviembre de 2017, de The Guardian: https://www.theguardian.com/technology/askjack/2014/aug/28/the-best-way-to-back-up-data

#respaldo #nube #seguridad

21 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon