Los beneficios de tomar siestas


El estigma, la imagen personal, el qué dirán; las siestas definitivamente son alguna de aquellas actividades que no siempre son bien vistas en un ambiente laboral. Sin embargo, pueden ofrecer más beneficios de los que se creen, sobre todo si se trata de productividad.

Beneficios

Se ha comprobado que las siestas son efectivas para reducir y minimizar los efectos negativos de una mala noche de sueño. De igual modo, se ha demostrado que reducen la sensación de somnolencia y mejoran el rendimiento cognitivo, es decir, en tiempos de reacción y estado de alerta (Paech, 2017).

Por otra parte, se ha demostrado que las siestas reducen estrés, ayudan a funciones cardiovasculares, reducen la presión arterial y mejoran la memoria (Molloy, 2017).

Entonces, si esos cortos lapsos de descanso ofrecen tantos beneficios, ¿por qué no son una actividad común en el trabajo?

Si bien, son muy buenas para la salud y la productividad, el tomar una siesta a medio día en la oficina puede ser mal visto y para algunos, puede reflejar falta de interés, poco trabajo o indiferencia a la labor.

Sin embargo, en Japón, el tomar una siesta en la oficina, es una acción que las mismas empresas alientan a sus empleados pues, están convencidos que mejora su rendimiento laboral (McCurry, 2014). Además, han demostrado que, gracias a las siestas, el estado de alerta de los trabajadores es mayor, de tal modo que se reducen los errores causados por el cansancio.

Sobre el tiempo

Así como todos vivimos vidas desiguales y estamos acostumbrados a ritmos diferentes, los tiempos ideales para tomar la siesta varían. El momento ideal para recargar pilas no es un horario fijo, más bien es cuando el cuerpo lo pide (Grothaus, 2017).

Por otra parte, en cuanto a la duración de la siesta, sí existe un tiempo recomendado: no más de 20 minutos (Wollan, 2016). Sin embargo, en este caso vale la pena recalcar que no se trata de la cantidad de sueño sino, la calidad.

Después de dicho periodo de 20 minutos, el cerebro entra en un estado de actividad de ondas lentas fundamental para la consolidación de memorias. Después de dicho periodo, al despertar se puede experimentar confusión y cansancio, efectos contrarios de lo que realmente se quiere lograr, revitalizar.

Si bien, tomar una siesta durante el día puede resultar difícil para algunos, tal vez valdría la pena apartar 20 minutos del tiempo de comida e invertirlos en un buen descanso, suficiente para revitalizar el cuerpo y continuar con la jornada laboral.

Referencias

Grothaus, M. (19 de Septiembre de 2017). This Is How Napping Made Me More Productive. Recuperado el Septiembre de 2017, de Fast Company: https://www.fastcompany.com/40468085/this-is-how-napping-made-me-more-productive

McCurry, J. (18 de Agosto de 2014). Japanese firms encourage their dozy workers to sleep on the job. Recuperado el Septiembre de 2017, de The Guardian: https://www.theguardian.com/world/2014/aug/18/japanese-firms-encourage-workers-sleep-on-job

Molloy, M. (17 de Marzo de 2017). World Sleep Day: 7 surprising benefits of taking a daily nap. Recuperado el Septiembre de 2017, de The Telegraph: http://www.telegraph.co.uk/health-fitness/body/world-sleep-day7-surprising-benefits-taking-daily-nap/

Paech, G. (21 de Febrero de 2017). How naps affect health and productivit. Recuperado el Septiembre de 2017, de Business Insider: http://www.businessinsider.com/how-naps-affect-health-and-productivity-2017-2

Wollan, M. (17 de Junio de 2016). How to Nap. Recuperado el Septiembre de 2017, de The New York Times: https://www.nytimes.com/2016/06/19/magazine/how-to-nap.html

#sueño #dormir #siesta

4 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon