Importancia del cuidado del cerebro


Las necesidades y exigencias del trabajo merecen una entrega total, tanto física como mental. Por una parte, es importante llevar una buena alimentación para estar en óptimas condiciones físicas; pero, algo que no se menciona muy a menudo es que la salud mental también es algo que debe llevar espacial cuidado.

El cerebro, al ser la principal herramienta de trabajo, también necesita de atención a la talla, por lo que es importante saber qué alimentos mejorarán su rendimiento, así como qué hormonas se pueden aprovechar con el fin de aumentar la resistencia y la productividad.

Es importante mantenerse en constante hidratación, pues es vital para la memoria, concentración y toma de decisiones. En promedio, se debería de estar tomando un litro de agua por cada 27 kilogramos de peso corporal (Swart, 2017). Es decir, un hombre adulto con un peso de 72.5 kilogramos, debería estar consumiendo alrededor de 2.9 litros de agua al día.

Ante situaciones de estrés, el cuerpo tiende a gastar magnesio con mayor rapidez, por lo que es necesario compensar dicho gasto con alimentos como granos enteros, nueces, semillas, frijoles y verduras.

Por otra parte, existen tres hormonas responsables de la motivación, felicidad y productividad: la dopamina, serotonina y oxitocina (Nguyen, 2016).

Por una parte, la dopamina se asocia con la sensación de placer. En el trabajo, al alcanzar ciertas metas, se libera dicha hormona, generando una sensación de realización. Es decir, si el trabajo se divide en metas cortas y concretas, se aumenta el sentimiento de placer cada vez que se cumple cada una de esas metas.

En cambio, la serotonina fluye cuando uno se siente importante, es decir, al recordar logros. Revivir la experiencia de resultados pasados, ayuda a mejorar el humor actual y ayuda a la motivación para las tareas que se deban cumplir.

Finalmente, la oxitocina se vincula con las relaciones interpersonales y el contacto. Además de que reduce el estrés cardiovascular y mejora el sistema inmune. Por lo que un abrazo de vez en cuando bien puede ser justo lo que se necesita en un día de estrés.

Por último, el descanso es un muy buen hábito que muchos pasan por alto, al confundirlo con pérdida de tiempo. Cuando en realidad es una inversión en la salud tanto física como mental, que es reflejada en los resultados del día a día.

Al descansar, se recuperan las áreas de atención y motivación del cerebro, aumenta la creatividad y productividad, se crean memorias más estables y es vital para alcanzar el rendimiento óptimo diario (Jabr, 2013). Por lo que la preocupación (y ocupación) en exceso sobre el trabajo no necesariamente resultará en mayor productividad o mejores derivaciones.

El cerebro es la herramienta más vital que se tiene, y debe ser tratada con un cuidado igual o mayor al de cualquier otro órgano del cuerpo. Dedicarle tiempo a su cuidado no es tan difícil y puede ser fácilmente incluido en los hábitos y rutinas diarias.

Referencias

Jabr, F. (15 de Octubre de 2013). Why Your Brain Needs More Downtime. Recuperado el Julio de 2017, de Scientific American: https://www.scientificamerican.com/article/mental-downtime/

Nguyen, T. (4 de Agosto de 2016). How to Hack Your Brain Chemicals to Be More Productive. Recuperado el Julio de 2017, de Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/video/279853

Swart, T. (18 de Julio de 2017). Your Brain's Personal TrainerWould Give You This Advice. Recuperado el Julio de 2017, de Fast Company: https://www.fastcompany.com/40440897/your-brains-personal-trainer-would-give-you-this-advice

#cerebro #salud

353 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon