¿Perseverancia o terquedad?


Una de las características principales de emprender es no rendirse jamás, sin embargo, siempre será importante saber la diferencia entre dos términos: ser perseverante y ser terco.

Tanto en los inicios de un negocio, como en sus etapas más avanzadas, el surgimiento de ideas debe ser una constante. La necesidad de innovar es aquello que mantiene la vitalidad y vigencia del negocio, por lo que dar seguimiento a dichas ideas es fundamental.

Para tal efecto, la perseverancia será un valor esencial para el alcance de objetivos. Sin embargo, existe una línea delgada que separa la perseverancia de la terquedad, ¿cómo distinguir qué ideas son viables y merecen perseverancia para salir adelante, de aquellas que siguen vivas por simple terquedad?

Si bien, ambos términos tienen una característica en común: el no rendirse, difieren en más de un aspecto:

Por una parte, la perseverancia se define como “Rehusar rendirse; persistir obstinadamente, continuidad firme en un curso de acción a pesar de la dificultad u oposición” (Kachovska, 2017). De la definición anterior, se puede rescatar un elemento clave: “en un curso de acción”, fragmento que, permite entender que la perseverancia se sustenta de un propósito y que va dirigida al cumplimiento de algo concreto.

Por otro lado, la terquedad también es un tipo de persistencia, sin embargo, sus fines no son tan constructivos como el concepto mencionado anteriormente. De tal modo que la terquedad se caracteriza por estar acompañada de impaciencia, insistencia y control. Que resulta en estancamiento debido a la ausencia de diferentes perspectivas.

Entonces, ¿cómo saber si se es uno u otro? ¿Cómo identificar la persistencia o terquedad en terceros, o bien, en uno mismo?

Como bien se mencionaba en la primera definición, la perseverancia tiene un propósito, es decir, que sus acciones están influidas por un enfoque específico en los resultados (Bishop, 2010). Así como también tomando en cuenta los obstáculos y la retroalimentación, con el fin de hacer las modificaciones necesarias para seguir por un buen camino.

La principal diferencia entre ambos términos se sustenta en qué se puede hacer para seguir por un buen camino/mejorar/cambiar con el fin de conseguir el o los objetivos planteados. Carecer de dicha voluntad a adaptarse, inmediatamente indica terquedad (Ressler, 2015). La perseverancia se enfoca en resultados; la terquedad se enfoca en métodos.

¿De qué lado de la línea te encuentras?

El cambio es posible, la clave para hacer la transición del lado de la terquedad al de la perseverancia es voluntad. Voluntad a la apertura, a lograr algo a base de trabajo y esfuerzo inteligentemente dirigido.

Referencias

Bishop, R. (18 de Marzo de 2010). Are You Persistent Or Just Stubborn? Recuperado el Julio de 2017, de The Huffington Post: http://www.huffingtonpost.com/russell-bishop/are-you-persistent-or-jus_b_390595.html

Kachovska, M. (17 de Mayo de 2017). Are You More Given To Persistence or Stubbornness? Recuperado el Julio de 2017, de Thrive: https://journal.thriveglobal.com/the-line-between-persistence-and-stubbornness-is-thin-heres-how-to-be-on-the-right-side-daa1a7a5e743

Ressler, P. (8 de Octubre de 2015). Persistence vs. Stubbornness. Recuperado el Julio de 2017, de Phil Ressler: https://philressler.com/persistence-vs-stubbornness/

#perseverancia #persistencia #terquedad

190 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon