¿Ventaja competitiva? Adaptabilidad


En la vida y los negocios, “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”.

En cualquier tipo de ambiente, existen factores tanto internos como externos que en poca o gran medida tendrán un efecto sobre la empresa. En dicho ambiente empresarial, existen diversos elementos en constante movimiento, tanto al interior como al exterior, y que de una u otra manera influyen en su estado natural.

Por una parte, se pueden encontrar elementos al interior de la empresa como la calidad, eficiencia o ambiente laboral, por mencionar algunos, que de una u otra manera generan un impacto. Dichos efectos, al ser internos, poseen la característica de ser controlables, por lo que cualquier cambio que se presente, podrá ser moldeado bajo las conveniencias de la empresa.

Por otra parte, se encuentran los factores externos, cuyo impacto puede ser similar o mayor a los factores internos, sin embargo, su característica principal se basa en que no son controlables y por lo tanto es necesario adaptarse a ellos.

La adaptación, significa cambiar acciones y hábitos con el fin de encontrarse en una mejor posición con respecto al entorno. Dicha adaptación puede presentarse de dos maneras, proactiva o reactiva (Edwards, 2013). La primera, hace referencia a adaptarse de manera voluntaria a alguna situación; mientras que, en la reactiva, es un elemento del exterior el que obliga al cambio.

Elementos como la competencia, leyes gubernamentales, el medio ambiente, aspectos culturales, sociales y demográficos, y cambios tecnológicos (Bright, 2012), se encuentran en constante cambio, que directa o indirectamente juegan un papel fundamental para el bienestar y supervivencia de la empresa.

De tal modo que aquel ente corporativo que logre adaptarse a las amenazas de su entorno, será también aquel con mayor ventaja competitiva. Por lo que cabe cuestionarse, ¿qué es necesario hacer para no sólo adaptarse, sino también hacerlo de la manera más rápida posible?

Ante todo, la observación y la interpretación son vitales, pues con ellas se puede crear una idea general del contexto actual y con base en ello, generar estrategias pertinentes para sobrellevar el cambio. Después, tomando como modelo los resultados de la interpretación anterior, se deben orientar los esfuerzos de la empresa y sus elementos en acciones concretas, cimentadas en factores de medición, que ayuden a predecir qué sucedería bajo diferentes escenarios.

Finalmente, cabe resaltar que la capacidad de adaptarse representa una ventaja competitiva, que será fundamental en la planeación y toma de decisiones de la empresa. En el caso de querer crear una estrategia, se deben considerar todos los elementos internos y externos que pudieran representar una amenaza para la empresa, para así saber cómo actuar y qué medidas tomar a favor de la empresa y sus objetivos.

Referencias

Bright, A. (13 de November de 2012). The six (6) external environmental forces that can influence your business. Recuperado el Abril de 2017, de My Marketing Notebook: http://mymarketingnotebook.blogspot.mx/2012/11/the-six-6-external-environmental-forces.html

Edwards, L. (2013). Change, adaption and business models . Recuperado el Abril de 2017, de AFG Venutre Group: http://www.afgventuregroup.com/dispatches/afg-venture-group-newsletter/change-adaptation-and-business-models/

Reeves, M., & Deimler, M. (Julio-Agosto de 2011). Adaptability: The New Competitive Advantage. Recuperado el Abril de 2017, de Harvard Business Review: https://hbr.org/2011/07/adaptability-the-new-competitive-advantage

The Build Network Staff. (26 de Agosto de 2013). How to Build an Adaptability Advantage. Recuperado el Abril de 2017, de Inc.: https://www.inc.com/how-to-build-an-adaptability-advantage.html?cid=search

#adaptabilidad #ventajacompetitiva

102 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon