¿Bloqueo mental?


A más de uno le ha pasado, no poder avanzar con el trabajo a causa de un bloqueo mental. Un suceso que no sólo es molesto, sino que también genera retrasos y resultados pobres para el trabajo del día a día. ¿Por qué perdemos el hilo de los pensamientos al realizar alguna tarea importante? ¿Cómo encontrar enfoque para retomar un estado de pensamiento concentrado?

Pocos son los que se salvan de un bloqueo mental, desde un empleado de oficina, o un escritor, hasta un atleta de alto rendimiento. Un bloqueo mental puede tener diversos matices de impacto, bien puede ser el origen de un rato de ocio y procrastinación o en el peor de los casos, desviar la atención del trabajo, o de una tarea importante.

Un bloqueo mental, se define como una resistencia incontrolable originada en el cerebro. Una negación inconsciente de un pensamiento o emoción que aparece como un medio de defensa que elimina alguna representación que pueda causar algún tipo de interrupción (CCM, 2016). Dicho bloqueo puede surgir por aburrición, exceso de trabajo, estrés, falta de sueño, o algún distractor externo.

Gracias a la tecnología, las redes sociales y las nuevas facilidades para comunicarse, se ha generado una dependencia a mantener contacto inmediato, disminuyendo la capacidad de atención. Tal parece que los distractores lo buscan a uno en lugar de lo contrario. Entonces, para tal caso, lo mejor que se puede hacer para volver a encontrar enfoque, es determinar periodos cortos, en los que se sea lo más productivo posible. De tal modo que se le da un margen medible tanto a la tarea al realizar y al distractor.

Por otra parte, también se puede dar un fenómeno en el que el distractor que genera el bloqueo sea lo único en lo que se esté pensando. Por ejemplo, al decir: “No pienses en un pato amarillo”, lo único en lo que se pensará es un pato amarillo.

El cerebro es más activo al intentar suprimir una idea que cuando realmente tiene la intención de pensarlo. Al suprimir una idea, se crea un esfuerzo extra observable en el sistema nervioso (Berlin, 2009). Para ésta situación en específico, lo mejor que uno puede hacer es seguir trabajando, pues intentar suprimir el sentimiento o la idea puede significaría un gasto innecesario de energía y en ocasiones de tiempo.

Finalmente, otro de los tipos de bloqueo más comunes, es el de la fijación de diseño, un fenómeno que consiste en la imposibilidad de pensar en ideas nuevas, gracias a que hay una obsesión con la idea original o con conceptos previos (Phys Org, 2015). Si bien, sacar un pensamiento de la cabeza parece imposible, hay formas en las que se puede ayudar el flujo de ideas diferentes, como platicar con otros, proponer cosas nuevas, o abordar la situación desde diferentes puntos de vista. Puede que así se encuentre una idea mejor que la primera (Burton, 2015).

Los bloqueos mentales pueden darse en cualquier lugar, bajo cualquier situación, lo importante es saber cómo lidiar con ellos. Un obstáculo mental es una gran oportunidad para buscar formas nuevas de despejar la mente e impulsar la creatividad.

Referencias

CCM. (Diciembre de 2016). Mental block. Recuperado en Diciembre de 2016, de CCM: http://health.ccm.net/faq/403-mental-block

Berlin, H. (1 de Abril de 2009). Defense Mechanisms: Neuroscience Meets Psychoanalysis. Recuperado en Diciembre de 2016, de Scientific American: https://www.scientificamerican.com/article/neuroscience-meets-psychoanalysis/

Burton, N. (7 de Julio de 2015). 4 Mental Blocks That Keep You From Being a Work Superstar. Recuperado en Diciembre de 2016, de Time: http://time.com/money/3948524/mental-blocks-goldfish-effect-imposter-syndrome/

Phys Org. (31 de Marzo de 2015). Researchers study concept of design fixation. Recuperado en Diciembre de 2016, de Phys Org: http://phys.org/news/2015-03-concept-fixation.html

#bloqueomental #creatividad #productividad

0 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon