Reduzcamos el desperdicio de comida


El desperdicio alimentario, no sólo genera un impacto en los sectores más necesitados de la sociedad, también implica un número de afecciones en materia económica y ambiental.

Anualmente, un tercio de toda la comida producida a nivel mundial es desperdiciada; es decir, 1.4 mil millones de toneladas de alimentos que se van a la basura (Peek, 2014). Ya sea por pérdida de cultivos, alimentos echados a perder, problemas de distribución o un consumo inconsciente, el desperdicio es un factor en común en todas las etapas que requiere un alimento, desde su origen hasta el momento en el que llega a la mesa.

En México, anualmente se desperdician 10 millones 431 toneladas de alimento (Excelsior, 2016), siendo sólo un dos por ciento del total que se destina a la recolección. Por lo que hay un 98 por ciento que bien podría ser aprovechado para alimentar a 3.1 millones de mexicanos de 2 mil 457 municipios, quienes sufren de pobreza extrema y carencia alimentaria (Vicenteño, Toribio, & Hernández, 2016).

A nivel mundial, de acuerdo con la agencia hermana de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la World Food Programme (WFP), 795 millones de personas no tienen suficiente comida para llevar una vida saludable (World Food Programme, 2016).

Por otra parte, el desperdicio alimentario no sólo tiene un impacto grave sobre las necesidades de la población, tiene repercusiones en más de un ámbito. Económicamente, el desperdicio representa una inversión gastada que reduce los ingresos de los productores y eleva el gasto de los consumidores (Lipinski, y otros, 2013). En cuanto al impacto ambiental, el 95 por ciento de la comida que se desperdicia termina en vertederos, lo cual fomenta una alta producción de gas metano, considerado un gas invernadero, un fuerte contribuyente de los problemas del cambio climático (EPA, 2016).

Uno de los principales países que están tomando acción sobre el desperdicio alimentario, es Francia, pues el pasado 3 de febrero de 2016, se implementó una iniciativa nacional en los supermercados del país (Van Brackel, 2016). Dicha iniciativa prohíbe tirar los alimentos no comprados en los centros de autoservicio, y los obliga a donar a organizaciones dedicadas a la recolección de alimentos.

Entonces, ¿qué se puede hacer para disminuir el desperdicio alimentario?

  • • Los desperdicios orgánicos, pueden tener un segundo propósito, al ser convertidos en composta.

  • • Tener mayor organización con los alimentos que se compran en el supermercado, comprar cantidades exactas, y planear las comidas de la semana.

  • • Apoyarse de aplicaciones móviles que ayuden a la reducción de alimentos desperdiciados.

Disminuir la cantidad de alimento desperdiciado no sólo ayudaría a mejorar las vidas de quienes sufren hambre en el mundo, también representaría una contribución a la reducción de gas metano, por lo tanto, mejorando las condiciones ambientales. Finalmente, la planeación y buen aprovechamiento de alimentos, también significa una mejora a la economía a una escala individual y grupal.

Referencias

Lipinski, B., Hanson, C., Waite, R., Searchinger, T., Lomas, J., & Kitinoja, L. (Junio de 2013). Reducing Food Loss and Waste. Recuperado el Diciembre de 2016, de World Resources Institute: http://www.wri.org/publication/reducing-food-loss-and-waste

EPA. (22 de Noviembre de 2016). United States Environmental Protection Agency. Recuperado el Diciembre de 2016, de Reducing Wasted Food At Home: https://www.epa.gov/recycle/reducing-wasted-food-home

Excelsior. (9 de Enero de 2016). México desperdicia 10 millones de toneladas de comida al año. Recuperado el Diciembre de 2016, de Excelsior: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/02/09/1074038

Peek, K. (27 de Agosto de 2014). HOW THE WORLD WASTES FOOD [INFOGRAPHIC]. Recuperado el Diciembre de 2016, de Popular Science: http://www.popsci.com/article/science/how-world-wastes-food-infographic?con=TrueAnthem&dom=tw&src=SOC&utm_campaign=&utm_content=585994cdf6d7a10007d6c034&utm_medium=&utm_source=

Van Brackel, A. (4 de Febrero de 2016). La loi met fin au gaspillage alimentaire dans les supermarchés de France. Enfin. Recuperado el Diciembre de 2016, de consoGlobe: http://www.consoglobe.com/stop-gaspillage-alimentaire-france-cg

Vicenteño, D., Toribio, L., & Hernández, L. (2 de Septiembre de 2016). Hay 6.1 millones de personas con hambre. Recuperado el Diciembre de 2016, de Excelsior: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/09/02/1114580

World Food Programme. (2016). Hunger Statistics. Recuperado el Diciembre de 2016, de World Food Programme: https://www.wfp.org/hunger/stats

#sustentabilidad #desperdicio #comida

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon