¿Un jefe que pide la ayuda de sus empleados?


¿Es adecuado que un jefe pida ayuda a sus subordinados? Si lo hace ¿qué imagen tendrán de él?

Eres el jefe, tienes bajo tu mando una división de al menos seis personas, todas colaborando con el fin de sacar adelante la empresa, tus empleados esperan que además de ser el jefe, seas el líder y los guíes hacia los objetivos y metas establecidas. ¿Bastante responsabilidad, no?

Aparte, siendo la cabeza del equipo debes mantener una reputación, que raya en saber todo y de todo. Pero ¿qué pasaría con esa reputación si de un momento a otro te surge una duda y no sabes cómo resolverla? ¿Cómo quedas ante tus empleados, siendo el jefe?

La cultura y el entorno social actual han creado la falsa idea en la que preguntar equivale a debilidad, que es desprendida de uno de los sentimientos más básicos: el miedo. Miedo de parecer necesitado, miedo de imponerse, miedo de revelarle a los demás que se está en una batalla por resolver un problema (Warrell, 2015). Lo cierto es que al no preguntar, se asume que uno solo debe lidiar con todo el dilema.

Preguntar no es una debilidad es una fortaleza.

Así como en los programas de rehabilitación para una adicción, el primer paso debe ser el reconocer la condición que se padece, en esta situación, se debe reconocer y aceptar que se necesita ayuda. Dejar atrás los estereotipos y los ideales erróneos permitirá no sólo resolver el problema, también mostrará que como jefe se tiene la seguridad y la confianza de aproximarse a los integrantes del equipo de trabajo.

Pedir ayuda, es una manera en la que se aprecia a los demás, se reconoce sus conocimientos y sus capacidades de resolución y al mismo tiempo se les muestra confianza. También es un modo en el que se involucra a los demás empleados en los proyectos, ofreciendo la oportunidad de reconocer el valor que su trabajo y conocimientos le aportan a la empresa.

Por otra parte, es lógico que como jefe o empleador se esté al mando de gente con especialización en áreas más específicas. ¿Qué mejor forma de aprovechar sus conocimientos que con el objetivo de enriquecer el trabajo propio y de conjunto? Al contratar y tener en el equipo gente inteligente y capaz se crea una empresa más fuerte (Williams, 2016)

Finalmente, como la cabeza del equipo, es importante fomentar a los demás el hábito de preguntar y pedir ayuda, pero ¿cómo hacerlo si ambos se consideran como una debilidad? Se debe actuar y resolver el problema arrancándolo de raíz, derribar los modelos que consideran el pedir ayuda como una debilidad. Así, siendo el jefe, líder y guía, se debe establecer una dinámica en la que se fortalezcan los lazos y relaciones entre el equipo mediante la ayuda. De tal modo no sólo habrá un aumento en la eficiencia y productividad, también se creará un sentimiento de seguridad y confianza (Baker, 2014).

Pon el ejemplo, y muéstrale a tu equipo la importancia de la comunicación y la colaboración.

Referencias

Baker, W. (18 de Diciembre de 2014). 5 Ways to Get Better at Asking for Help. Recuperado el Octubre de 2016, de Harvard Business Review: https://hbr.org/2014/12/5-ways-to-get-better-at-asking-for-help

Warrell, M. (24 de Marzo de 2015). Asking For Help Reveals Strength, Not Weakness. Recuperado el Octubre de 2016, de Forbes: http://www.forbes.com/sites/margiewarrell/2015/03/24/asking-for-help-is-a-sign-of-strength-not-weakness/#1f0c1166417a

Williams, D. (10 de Octubre de 2016). How To Ask For Help When You're The Boss And You're Supposed To Know Everything. Recuperado el Octubre de 2016, de Forbes: http://www.forbes.com/sites/davidkwilliams/2016/10/10/how-to-ask-for-help-when-youre-the-boss-and-youre-supposed-to-know-everything/#2dfe1485430f

#liderazgo #jefe #ayuda #comunicación

0 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon